Terapia de inversión

//Terapia de inversión

Una tabla de inversión permite al usuario colocarse en una posición cercana a la vertical pero invertida. Está formada por:

–       un chasis metálico

–       una tabla acolchada sobre la que descansa el cuerpo

–       un anclaje para los tobillos.

 Pautas de utilización

-Debemos ser prudente con su uso ya que el cuerpo no está “diseñado” para estar en esta posición. Por ello, la postura declive la iremos aumentado progresivamente dejando que el cuerpo se adapte a ella.

-Alcanzaremos una posición cercana a la vertical sin que el cuerpo se separe de la tabla. No llegar a la vertical (no quedarse colgado de los tobillos). La razón es muy sencilla, los discos intervertebrales están preparados para soportar cargas de compresión pero no de tracción.

Consultar a un médico antes de usarla regularmente o si nos sentimos mal después de usar la máquina.

Tres minutos serán suficientes para notar los beneficios de la postura (alcanzados progresivamente)

Beneficios

–       Mejora la circulación sanguínea por la posición declive

–       Rehidratación de los discos intervertebrales y disminución de la presión en éstos.

–       Estira la musculatura paravertebral y relaja ligamentos favoreciendo alivio de dolores de espalda.

–       Produce relajación general

Contraindicaciones

–       Alteraciones de la tensión arterial, flebitis, trombosis, tromboflebitis

–       Procesos degenerativos acusados del disco intervertebral o de la vértebra.

–       Glaucoma, hipertensión ocular….

–       A veces, la vuelta a la posición de bipedestación puede causar mareos, naúseas

2017-09-19T17:29:18+00:00Categories: Técnicas|0 Comments